Una Nota Sobre las Vidas Pasadas por L. Ronald Hubbard


L
as vidas pasadas, o las épocas que hemos vivido antes, están suprimidas por el dolor del recuerdo de esas existencias anteriores.

      La memoria está contenida en cuadros de imagen mental que, al verse de cerca, pueden desarrollar una realidad “más real” que el tiempo presente.

      Cuando una persona ha sido torturada o asesinada sin suficiente razón, la injusticia del hecho le hace protestar, manteniendo el cuadro suspendido en el tiempo.

      Para devolver a alguien la memoria de toda su existencia, es necesario subirlo a un nivel en que sea capaz de confrontar tales experiencias.

      A una persona con amnesia se le considera enferma. ¿Qué sucede con una persona que sólo puede recordar esta vida? ¿No es este, entonces, un caso de amnesia a gran escala?

      Las enfermedades psicosomáticas, como la artritis, el asma, el reumatismo, los problemas cardíacos y otros tantos que suman el setenta por ciento de las enfermedades del hombre –así como de la mujer– son la reacción del cuerpo contra un doloroso cuadro de imagen mental o engrama. Cuando se quita este cuadro (si se trata del cuadro correcto), la enfermedad generalmente se mitiga.

      La sola reestimulación de los cuadros mentales puede hacer aparecer en una persona fiebres y dolor verdaderos, etc.

      Se podría afirmar que una meta del procesamiento es la recuperación de la memoria completa.

      Las vidas pasadas son “increíbles” sólo para aquellos que no se atreven a confrontarlas. Para otros, el hecho de una existencia anterior puede establecerse rápidamente en forma subjetiva.

      Se han registrado numerosos casos interesantes desde que Dianética le dio impulso a Bridey Murphy. Uno de los casos fue el de una niña, de aproximadamente cinco años, quien al encontrarse en la iglesia, cuando todos habían salido, confió al clérigo que estaba preocupada por “su esposo y sus hijos”. Parece que no los había olvidado después de “morir y dejar” otra vida cinco años antes.

      El clérigo no hizo venir de inmediato a los tipos de bata blanca. Por el contrario, interrogó a fondo a la niña, que estaba verdaderamente preocupada.

      Le contó que había vivido en un pueblo cercano y le reveló su nombre. Dijo dónde estaba enterrado su cuerpo anterior, le dio la dirección de su esposo y sus hijos, así como sus nombres, y le pidió que fuera allá para enterarse de si estaban bien.

      El clérigo hizo el viaje. Para gran asombro suyo, encontró la tumba, conoció al esposo y los hijos y se enteró de las noticias del momento.

      Al domingo siguiente informó a la pequeña de cinco años que los niños estaban bien, que el esposo se había vuelto a casar felizmente y que la tumba estaba bien atendida.

      Ella se mostró muy satisfecha y le dio las gracias encarecidamente al clérigo: ¡y al domingo siguiente no podía recordar nada al respecto!

      Las vidas pasadas no son lo mismo que la teoría denominada “reencarnación” en el hinduismo. Esa es una teoría compleja, comparada con vivir simplemente época tras época, conseguir un cuerpo nuevo, perderlo con el tiempo y conseguir uno nuevo.

      Como mejor se observan los hechos de las vidas pasadas, si usted se preocupa de investigarlos, es desde el punto de vista de un preclear en manos de un auditor competente. No se recomienda el tratamiento hipnótico de las mismas. Uno sólo aprende mediante niveles superiores de consciencia, no mediante niveles más profundos de inconsciencia.

      Un divertido dato incidental acerca de las vidas pasadas es la fijación de “persona famosa”. Esto, más que ninguna otra cosa, ha desacreditado el haber vivido antes. Siempre hay algún loco “que fue Napoleón”, y alguna joven que fue “Catalina la Grande”. Evidentemente, esto significa que la persona, habiendo vivido en la misma época que el personaje famoso, tuvo tan poco éxito que hizo un dub-in de la figura importante. Un auditor que se encuentra inesperadamente con “Beethoven” después de que el preclear lo ha recorrido durante un rato, descubre que este fue en realidad alguien que tocaba el organillo en aquella vida, ¡no Beethoven!

      Pero todas las reglas tienen excepciones, y en cierta ocasión un auditor encontró a un preclear que afirmaba haber sido Jim Bowie, el famoso colonizador y explorador que murió en el doblemente famoso Álamo, en Texas. Después de mucho trabajo y un gran escepticismo, ¡descubrió que realmente tenía allí a Jim Bowie!

      Hay personas que han sido también animales, y tal vez algunos animales han sido gente. Evidentemente no existe una escala de avance gradual, como en las teorías de la reencarnación, pero hay casos registrados de preclears que sanaron después de que un auditor les recorriera su existencia como perro u otro animal.

      Un caso, una chica psicótica, se recuperó cuando se le recorrió completamente una vida como león que devoró a su cuidador.

      Y también hemos conocido caballos y perros de “inteligencia humana”. Tal vez fueron generales o ministros de estado que simplemente se lo estaban tomando con calma durante una o dos vidas para curarse las úlceras.

      Observar a los niños tomando en cuenta el conocimiento de las vidas pasadas nos lleva a examinar nuestros juicios acerca de las causas del comportamiento infantil.

      Evidentemente el niño recién nacido acaba de morir como adulto. En consecuencia, durante algunos años, es propenso a la fantasía y al terror y necesita mucho amor y seguridad para recuperar una perspectiva de la vida con la cual pueda vivir.

      La vida nunca es tediosa en las investigaciones y en la práctica de Dianética y Cienciología. El lema es: Lo que es, es, no lo que quisiéramos que fuera.

LRH's SIGNATURE




| Anterior | Glosario | Índice | Siguiente |
| Encuesta | Sitios afines | Librería | Página principal |
L. Ron Hubbard the Philosopher | L. Ron Hubbard, Der Philosoph | L. Ronald Hubbard: El Filósofo | L. Ron Hubbard, Le Philosophe | L. Ron Hubbard: Il Filosofo

info@scientology.net
© 1997-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas